La relación con el cliente por Chat con visitas internacionales

La web no conoce fronteras y tu sitio web puede recibir visitantes de todo el planeta. Por eso hemos preparado una guía esencial para asegurar la satisfacción del cliente internacional a través del Chat.


Dirigir la visita a un operador que hable su idioma

Que la visita sea asistida en su propia lengua, es el objetivo de la eficacia en la utilización de una solución de Chat en un sitio web internacional.

Detectar el idioma de la visita

El primer elemento para alcanzar este objetivo, es detectar el idioma de la visita. Por eso, es esencial que el Chat que utilices pueda reconocerlo automáticamente.
Esto se consigue basándose en el idioma del navegador de la visita. En la mayor parte de los casos, la lengua hablada por el internauta y el idioma configurado en su navegador, coinciden.
La herramienta de Chat también debe ser capaz de “forzar” el idioma: si la visita habla un idioma que ningún operador disponible conoce, el Chat debe reconocer “una lengua franca”, normalmente el inglés.

Configurar las lenguas habladas por los operadores

El segundo elemento clave para responder a la problemática internacional en la relación con el cliente online, es determinar y configurar las lenguas habladas por los operadores del Chat.
Antes de comenzar a asistir por el Chat, sus consejeros deberán parametrizar los idiomas que conocen. Eso permitirá dirigir las preguntas de una visita a un operador disponible que hable su idioma.
Al establecer una relación entre las lenguas habladas por los operadores y el idioma de las visitas, podrás establecer una relación entre operadores y visitas que hablen el mismo idioma.
Sin embargo…

¿Cómo establecer una relación con el cliente por chat cuando tu visita habla un idioma que ninguno de los operadores conoce?

Primero, que no cunda el pánico. Si la visita y los operadores no hablan ninguna lengua en común, existen varias soluciones:
1. Puedes elegir no proponer el Chat para esa visita, con el fin de no decepcionarla y generar frustración al ponerla en contacto con un interlocutor que no conoce su idioma.
2. Puedes proponer una lengua “por defecto”. Por ejemplo, podrías ofrecer asistencia en inglés a todas las visitas que no hablen los idiomas que los operadores conocen.
3. Puedes utilizar un traductor automático. Esto te permitirá recibir las preguntas de la visita en la lengua del operador y enviar las respuestas traducidas en el idioma de la visita. Sin embargo, todos sabemos que la fiabilidad de los traductores automáticos no es cien por ciento óptima. Si eliges esta opción, será necesario verificar la traducción antes de responder a la visita.





New Call-to-action

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *